Teatro en prisiones

  • TEATRO SOCIAL Y TERAPÉUTICO
  • PERSONAS PRESAS

Al principio, cuando te dicen que vas a entrar en la cárcel a trabajar, da miedo. Piensas que te va a pasar algo malo. Pero lo único malo que nos pasó fue sentir tanta pena y tanta rabia al no entender porque seguimos castigando a las personas encerrándolas ente rejas. Llevamos varios años acudiendo a la cárcel de Villanubla a trabajar con un módulo de presos y a explorar conflictos que tiene que ver con su estancia en prisión. Convivencia y confianza en el grupo, aspiraciones de futuro, salud, autoestima, etc. Son talleres muy emotivos, dónde los presos muestran su lado más sensible y tierno y dónde descubrimos el poder del grupo como fuente de apoyo en los momentos más duros. Pero también un lugar dónde es imposible obviar la violencia, la rabia y la frustración. Así que con todo este puzzle tan complejo hacemos teatro, construimos belleza y tratamos de sembrar algo de esperanza.